viernes

VERSOS CRIOLLOS

SER GAUCHO ES UNA FORTUNA

CON ESENCIA TERRUÑERA
DE PAMPAS, DE CORDILLERAS
DE RONDAS BAJO LA LUNA.
Y YO TE ESCRIBO ESQUILTUNA
UNA COPLA CAMPESINA.
TU HISTORIA LO DETERMINA
EL GAUCHO VIVE Y RESISTE.
Y ES UNA PRUEBA QUE EXISTE
ALLÁ EN TU COMARCA ANDINA...

Luis Hernández – Payador Argentino


FORTUNA ES SER VERSEADOR
CON LA ESENCIA QUE TU CREAS
VINIENDO DE DONDE SEAS
CRIOLLAZO DE GRAN VALOR
YO TE AGRADEZCO EL CALOR
DE LA MANO QUE AHORA AFERRO
AL VALORARTE NO LE ERRO
TU APELLIDO MARCA HISTORIA
Y ME VIENE A LA MEMORIA
EL AUTOR DEL MARTÍN FIERRO

Juan Esquiltuna


……………………………………………………


Al perro de mi tierra


El aullido de un perro
Que está mirando la luna
Perforando está en la noche
Una muralla de viento

Llanto de luna en los ojos
Está mojando su pena
Distancia de coironales
Esta enredada en sus huellas

Solo y triste en un potrero
A la muerte está esperando
El viejo perro ovejero
Que a la luna está aullando

Sin que nadie lo recuerde
Recostado está en la pampa
Las noches de soledades
Sobre sus párpados pesan

El la última jornada
No se escucha su ladrido
Ya no sabe de cansancio
¡Arreando va su destino!

Un sarcófago de escarcha
Construyó la noche fría
Para el perro que en la marcha
Fue el mejor de la tropilla

Carlos Vega Letelier

…………………………………………….




Viento y lluvia

Se acerca al potrero, Cruza la tranquera
Nadie le pregunta ¿Señora que quiere?
Porque todos saben que ella quiere todo
Y dejan que pase por entre la hierba

Dentro de la casa la oyen cuando llega
Pero no la invitan a “lavar la hierba”
Porque indiferente sigue su camino
Y ni da las gracias porque prisa lleva

La noche está negra- No importa- Dice ella
Así no me atajan allá en la frontera
Y va hacia los límites tranquila , serena
Mientras el viento pasa a ciento cuarenta

Y de pasadita le grita- ¡Apura ese paso viajera
Que esta es la barrera! – Ella ni le mira
Ni apura siquiera y sigue cantando
Por entre la hierba que danza contenta.

Pasan varias horas y el viento la encuentra
Y ya hecho un “che” le dice - ¡Apurá viajera
mirá si pareces tortuga rulenga
mientras yo ya vuelvo de la otra tierra!

Ella le contesta ¡no se apure hermano!
Que la noche es larga y la huella perra
Si tú tienes alas yo arrastro mis penas
Y yo voy cantando mientras tú cuál fiera
Atropellas todo y arrancas la hierba
Rugiendo furioso y lanzando piedras

Él le dice ¡Hermana! dejá que te lleve
Y así cuando ruja tirá mis orejas
Ella sube el dice ¡Me cacho que pesas!
Y se lanza al campo en loca carrera
Y mientras coteja y arranca la hierba
Ella va llorando por las plantas muertas

Fernando Baspach

…………………………………………..


Alambrado

Tendido en el campo aprisionando el amplio
Sentido ambicioso del hombre que aguarda
Frente a la esperanza mirando el pasado
Corta el alambrado llanura y montaña

Cada poste un brazo que se alzó a lo largo
De la tierra para sostener la marcha
De los siete hilos con que el alambrado
Lleva sus piquetes sobre las espaldas

Largo como toda la esperanza humana
Fuerte como el deseo y el ansia
Del hombre que un día lo tendiera allí

Corta el alambrado llanura y montaña
Mientras en sus hilos los años que pasan
Cantan la vibrante canción de vivir

José Grimaldi

---------------------------------------------------------

Caranchos

Allá en la llanura estéril
En plena pampa de la patagonia austral
Donde mueren todos los árboles
Donde ningún matorral existe
Solo el coirón temible
Delgados juncos de erizadas flores

El los hoyos de la lava
Hacen su nido los caranchos
Son nubes espesas de carbón
Devoradoras de animales muertos

Los vimos muchas veces
En las estacas de los alambrados
Guardias macabros
Anuncio de la muerte

Si el destino se apiadó
De las ovejas
Casi sumergidas en la nieve
Difícilmente lograrán
Salvarse de la arremetida
de los caranchos

Son nubes que vuelan
Arrebatadas a la noche
De pronto cuencas vacías
Y el lento agonizar de las ovejas

A veces la pampa entrega
Largo desfilar de víctimas
Nieve de lana enrojecida

Son los caranchos
en su faena
De ir arrancándoles los ojos

Marina Latorre

---------------------------------------------------------------------------------------



La milonga

La copla que cortaba el aire
como una golondrina
pasajera del invierno.

La voz del cantor
trizada por el vino
milongueando
su queja enamorada:

“A falta de la quinta
está la cuarta.
Por volver a mirarte
alquilaré mi alma.”

Las penas y el vino
juntos cantaban.
Abrazados a las cuerdas
se entreveraban.

Seguía cayendo lento
el enjambre
de abejas blancas.
Nevaba.

Y la guitarra,
el vino y el fogón,
eran pinceladas de verano,
sobre el corazón
de la llanura blanca

Iván Rojel Figueroa


-------------------------------------------------------------------------------------------------
Perro ovejero

Siempre flaco, desgreñado y “poca cosa”
Incansable, voluntario y obediente
A la orilla del piño trota y trota
Haya sol, haya viento, lluvia o nieve

Es el perro ovejero. La preciosa
Compañía y ayuda que posee
Ese rudo peón que hora tras hora
Va arreando fortunas que no tiene

Por la pampa magallánica desnuda
Surge inquieta y pintoresca la figura
De este noble compañero de tareas

Como un símbolo vivo, grande, eterno
Del empuje que lleva el hombre nuestro
Siempre en lucha con la hostil naturaleza

José Grimaldi
----------------------------------------------------------------



Solo la luna sabe cuando mueren

El tumbero se arrastra de estancia a estancia
tres días lo mantienen después se larga

Si cae en algún puesto, si llega a un rancho
hace cualquier trabajo para “ir tirando”

Se pasa a la Argentina, regresa a Chile
puede seguir viviendo mientras camine

Es un chilote viejo o un australiano
un argentino, un indio o un uruguayo

A veces lleva al anca de su montura
la guitarra con cuerdas de tripa y lluvia

Las tonadas le trotan entre los labios
o aires de no sé donde tristes y largos

Es un hombre que tiene motivos varios
para seguir el rumbo que da el caballo

Son historias con muertes y desengaños
que mientras más camina más va olvidando

Pueden ser taciturnos pero no malos
no les faltan los perros para ser amos
No digo que no maten corderos huachos
y no tengan asuntos de contrabando

Yo solo digo que andan de estancia a estancia
separadas por miles de leguas blancas

Que se duermen a oscuras sobre la estepa
cuando el frío se escarcha y el viento quema

De Pacífico a Atlántico pasito a paso
la patagonia enorme cruzan silabando

Alguna vez se quedan bajo los fríos
“En el pial de la muerte todos caímos”

El caballo se muere junto con ellos
ni hacen bulto sus huesos bajo los hielos

La luna los sepulta bajo la tierra
por las eternidades su luz les nieva


Raúl Rivera
----------------------------------------------------------


“Puesto” magallánico

Se alza en un extremo perdido del campo
Reparado a medias por una hondonada
Pequeñito, triste y solitario el rancho
Al que llaman puesto las gentes de estancia

Contemplando absortas el paisaje agrio
Hace muchos años ya que sus ventanas
Saben el secreto de ese suelo bravo
Donde las ovejas silenciosas pastan

Entre sus paredes aletearon sueños
De hombres taciturnos que después se fueron
Alegres de irse de esa soledad

Y hasta una vez hubo tras de sus ventanas
Dos ojazos grandes de recién casada
Que se enrojecieron de tanto llorar

José Grimaldi


---------------------------------------------------------------


UNA DEUDA DE CANTO IMPERDONABLE
(Por los bandidos del Maule )

“Hola niños, henos presentes en el baile
Para poner el aro y el abrazo
Esta noche que mañana es tarde
No esperaban tan selecta compañía
Es pa' morirse este placer tan grande

Miren la sombra nacer bajo el sombrero
develando el desastre
y las sonrisas se dibujan de terror
y las bocas se amordazan de pesares

Sí, soy ese Bandido del nocturno
Aquí les presento a mis compadres
Dormimos anoche con los pumas
Esta noche tenemos sed de sangre

La nariz de mí choco
Estornudando plomo
Es una nube que arde
Y gritan tus hijos y gritarán tus padres
Gritan los perros y los peones serviciales
Todos juntos somos un enjambre
somos un poncho de lava que arrasa los valles

Eres importante en este juego
Representa bien tu parte
Quiero tu mujer y tu caballo
Tu vida, tu dinero
y todo lo que pueda quitarte

Sin odio te destruyo
Veo tu cara en mi corvo antes de degollarte
Siento tu piel temblorosa
Cuando empiezo a desollarte
Es mi problema y lo asumo
No hay conflictos de mi parte
Tengo hombría de reserva
Para enfrentar este trance

Los jueces de incisivos afilados
Y los empaquetados en chapas y sables
Despreciaron mi epopeya
Por agrura
Y me llamaron cobarde

Que ilusa falsedad
Si hasta pa' matar
Tengo que gastar coraje
No es fácil mirarte a la vista y dispararte
Llevo tu muerte adonde quiera
Y tengo que aguantarte
con tus ojos de cordero
Y tu máscara de sangre

Llevo tu fantasma a mi destierro
en las montañas
En las noches debo soñarte
Dejar que te derritas en mi mente
Pacenciarte, mientras bajas lentamente
Y te digiere el olvido
Que es banal
y vuelve a liberarte
Te paseas por mi paz
con las tripas al aire
Y te mato con un trago ‘e vino
¿Cuantas veces tengo que matarte?
Tomo pa' olvidar , no soy cobarde
Pero me aburro de arrastrarte


Y así rajo la vida apuro fierro
a polvora quemo y enveneno el aire
ni el viento se atraviesa en mi camino
cuando mi risa enloquecida
va asolando tierras
y poniendo hielo en los rios de la sangre


Son míos los caballos
Son míos las montañas y los valles
Dura respuesta me brinda la muerte
La recibe a hierro quien a hierro la hace
Y me derrumbo en la gris polvareda
Orgullo arriba sin llorar pesares”

La canción pudre el racimo
Gritando necedades
Los cantores se arrastran por las palmas
De oro o de carne
Y se olvidan de la arisca sangre
Que dictaba cátedra en coraje
Que me trague el chorrillo
El pozo, el Maule
Si he de mirar impasible este desastre

¿Fue una bordona
que enmudeció de golpe
o la vocal de un trueno
que quedó pasmado?
¿es el aura latente de la deuda
de los que quieren facturar el canto?
¿Es quizá la pregunta que espumea bronca
Desquiciada, solo preguntando?

¿Para qué se cortaron las entrañas
y se estallaron las cabezas a balazos?
¿Para que un payaso con guitarra
humillara la tierra que pisaron?

Corceles maulinos, pelacaras
Asesinos de jauría manos en llamas
Acero ensangretado, cardo, bala y grito
¡Los mataron a olvido!

Los dejó la historia a pie
Muertos fusilados, acribillados
Pálidos, solos, emperrados
Destinados al infierno
Cuando se fueron de la huella
De la vida sucia
Estaban menos muertos

Ahora los enterraron sin cantos
Ni coplas repentistas
El payador altivo
olvidó el fundamento del canto
rindiendo las cuerdas a la grosería
la picardía exagerada y los chistes malos
y los bandoleros aguerridos
que guachos se quedaron

¿Malos?, todo lo que quieran
Pero tozudos y bravos
Amantes de la libertad
La valentía que enseñaron
Se apagó en un diapasón opaco
Que engendra coplas de futres y cantores falsos
Mercenarios del aplauso
la décima barata
Y el trino urbanizado

Babean el bozal de la indecencia
Arrastrando el canto por el fango
Mientras esos criollos
hijos del filo frío y el plomazo
Corren el averno tratando de pialar un rayo
Para volver cabalgando

Quiera dios que nadie beba de este cáliz
Que ellos nunca encuentren el testuz del rayo
Porque una cascada de lágrimas de sangre
Será el importe por todos los pecados

Iván Rojel Figueroa

DE A POCO IREMOS AGREGANDO MATERIAL A ESTA SECCIÓN. SI QUIERES ENVIAR ALGÚN POEMA CRIOLLO ESCRIBE AL CORREO esquiltuna43@yahoo.com Y NOSOTROS LO PUBLICAMOS